Cómo crear un logo de manera sencilla

El tema de la identidad de marca es una de las primeras preocupaciones al emprender. Por eso, quiero intentar ayudarte a trabajar tu imagen con algunos consejos para crear un logo para tu marca. Sé por experiencia que emprender no es fácil. El presupuesto inicial suele ser bastante limitado y es muy importante decidir bien cómo invertirlo.

Si quieres mi consejo, yo apostaría sin duda por invertir en un buen diseño web antes que en una identidad de marca. Te va a resultar mucho más sencillo crear un logo tú mismo que ocuparte de montar toda una web desde cero. Por supuesto, tener una imagen corporativa profesional también es importante, pero para empezar te puedes apañar con un logo sencillo diseñado por ti. ¿Quieres saber cómo?

1. Guía de estilo

Como ya he comentado muchas veces, tener una guía de estilo es imprescindible a la hora de definir la identidad de tu marca. Si todavía no tienes una, te recomiendo que te pongas manos a la obra ya mismo.

Y ahora, coge tu guía de estilo y repásala de arriba a abajo. Las tipografías, los colores y las ilustraciones de tu logo deben ser coherentes con el mensaje que quieres enviar. Debes tener en mente todos los detalles recogidos en este documento antes de seguir avanzando.

2. Boceto de tu logo

Ha llegado el momento de sacar la libreta y los rotuladores. Sí, sí, no mires para otro lado que te hablo a ti. Este paso es muy importante así que por favor no te lo saltes.

Crear un logo directamente desde el ordenador solo va a hacer que el proceso te resulte más complicado. Te digo por experiencia, es mucho más fácil quedarse bloqueado frente a una pantalla que con un rotulador en la mano. Las ideas fluyen mucho mejor cuando tenemos lápiz y papel.

No hace falta que seas Picasso, son bocetos para ti, nadie te va a juzgar. No tengas miedo a llenar varias hojas con todo lo que se te ocurra. Tampoco te comas la cabeza intentando perfeccionar detalles como el trazo, la meta no es exponerlos en el Reina Sofía junto al Guernica, sino definir el estilo de tu logo.

Si andas falto de ideas o estás bloqueado puedes mirar esta selección de diseños de logos para inspirarte.

3. Elección de tipografías

Ahora que ya tienes una idea de cómo te gustaría que fuera tu logo, ha llegado el momento de pasar las ideas al ordenador. Para ello, lo mejor es que utilices Adobe Illustrator o su equivalente gratuito Inkscape. No te recomiendo que uses Photoshop para esto, ya que tiende a pixelar las tipografías. Recuerda que a pesar de ser una herramienta muy potente, es un programa pensado para el retoque fotográfico no para el diseño vectorial.

Intenta escribir el nombre de tu marca buscando tipografías que se acerquen a las ideas que te han surgido sobre el papel. Es posible que con la biblioteca que hay por defecto en tu ordenador no sea suficiente. Busca en Dafont o MyFonts, allí encontrarás miles de fuentes gratuitas de todos los estilos que puedes utilizar.

Otra opción, si te gusta el lettering y te atreves con él, es diseñar el logo a mano utilizando una tableta como la Wacom, yo la tengo y funciona de maravilla 😉

4. Diseña tu icono

Llegados a este punto la cosa empieza a complicarse (solo un poco). El icono de tu logo es el símbolo que acompañará a tu nombre o que servirá como diminutivo en muchos casos.

Mi recomendación es que intentes simplificarlo al máximo. No te compliques la vida intentado utilizar ilustraciones imposibles. Siempre digo que menos es más, y en este caso se aplica a la perfección. Lo mejor es que intentes jugar con las iniciales de tu marca buscando una solución sencilla y minimalista.

5. Aplicación de colores

El último paso será aplicar los colores de tu marca al logo. Si buscas un efecto moderno y minimalista puedes dejar tu logo en negro o gris oscuro. Sin embargo, si quieres algo más vivo y alegre coge tu paleta de colores para darle el toque final a tu diseño.

Puedes elegir un solo color para todo el texto o utilizar varios. Una idea es darle color solo a una palabra para hacer énfasis en ella. También puedes introducir el color con un subrayado o recuadro, dejando el texto en negro.

¡Ya tienes tu nuevo logo casi listo! Espera un momento que aún no hemos acabado. Cuando tengas el diseño definitivo debes exportar el dibujo en formato png, nunca en jpg porque perderá calidad 😉

 

Hasta aquí mis consejos de esta semana para la creación de tu logo. Como siempre si quieres compartir tu experiencia conmigo o consultarme alguna duda, puedes dejarme un comentario más abajo. Estaré encantada de leerte 🙂

7 comentarios en “Cómo crear un logo de manera sencilla”

  1. ¡Hola Elena! Muy buen artículo. Parece una tontería, pero es verdad que empezar trabajando con bocetos a mano hace que todo sea más fácil. Yo cometí el error de saltarme ese paso y perdí mucho tiempo. ¡Totalmente de acuerdo en que menos es más!

    1. Muchas gracias Ana, me alegra que te haya gustado el post 🙂 Totalmente de acuerdo contigo, es increíble como cambia la percepción de las cosas cuando diseñamos a mano 😉

  2. Elena,
    Aunque tuvieras pesadillas con el post anterior… conseguiste visibilidad y viralidad…. o sea que tan mal no estuvo….
    Muy buenos consejos para quien se inicie, pero… estas segura que no se te echarán encima los que viven de diseñar logos?? ???

    1. Me parto contigo ??? La verdad es que lo de la semana pasada no estuvo tan mal, me quejo de vicio 😉 Yo misma diseño logos además de webs así que espero que nadie se lo tome a mal ?

  3. Hola Elena,
    Soy diseñadora gráfica y me gustaría añadir un error que comete mucha gente cuando se hace su propio logo, la cara de su empresa y en muchos casos la primera impresión que das a tu cliente: añadir demasiados elementos, sombras o detalles pequeños.
    El logo debe funcionar en una escala taaaan pequeña, que se pueda grabar en un bolígrafo. Si añadimos sombras o elementos pequeños, al reducir la escala, perderemos el detalle y quedará un borrón incomprensible. Por otro lado para que se pueda ampliar hasta el infinito sin pixelarse, la clave que has dado antes es muy importante, hay que hacerlo vectorizado. Espero haber ayudado.

  4. Hola Elena!

    La verdad es que cuando leo de estas cosas, siendo diseñadora y dedicándome como freelance al branding, como una parte de lo que tu haces, lo primero que se me viene a la mente es «esta chica nos hace flaco favor».

    Sin embargo, llevo mucho tiempo leyéndote y te considero un referente de cara a la creación de contenido en este mundillo y me acuerdo de cuánto me ha ayudado leerte y seguir tu newsletter en mi propio camino.

    No sé si es lo que te has planteado como público objetivo: gente que esté iniciándose y a quién puedas ayudar y guiar, pero te iría como anillo al dedo!

    1. Elena Guirao

      ¡Hola Isabel! Está claro que lo mejor es encargar todo el desarrollo de identidad de marca a un profesional pero hay gente que cuando está empezando no se puede permitir invertir mucho dinero. Por eso creo que artículos como este son muy útiles para aquellos que están dando los primeros pasos 😉 ¡Me alegra mucho saber que mi blog te ha ayudado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *