Consejos para emprender en solitario

Sobrevivir un mes sin agua en el desierto es pan comido al lado de lo que supone emprender en solitario. Dirás que exagero, la verdad un poco sí. Pero es una realidad que montar una empresa por tu cuenta supone un reto enorme.

Emprender es una carrera de fondo, llena de incertidumbres y obstáculos. Si además te has decidido a hacerlo en solitario, es posible que las dudas y los miedos te asalten a menudo. Nos pasa a todos te lo aseguro.

Personalmente creo que tiene más ventajas que inconvenientes, la principal es que eres libre. No le tienes que dar explicaciones a nadie sobre las decisiones que tomas y por qué lo haces. Tu techo de facturación es más bajo (a priori) porque tú solo puedes llegar hasta cierto punto, pero luego no tienes que repartirlo entre varios.

En cuanto a los miedos y dudas, la mejor forma de afrontarlos es con autoestima y optimismo. Si algo he aprendido practicando yoga es que la mayoría de las veces nos caemos porque no paramos de repetirnos a nosotros mismos «me voy a caer, me voy a caer, me voy a caer». Y claro a fuerza de pensarlo nos acabamos cayendo.

Sin embargo, si miras un punto fijo frente a ti y te concentras en respirar es muy difícil que pierdas el equilibrio. Lo mismo pasa con los negocios. Si te concentras en un objetivo claro y no lo pierdes de vista seguro que al final lo alcanzas.

Para lograr esta concentración es muy importante que sigas unas pautas claras. Si no eres muy estricto con tu tiempo y tu organización te va a resultar imposible sacar tu proyecto adelante. Por eso quiero ayudarte a optimizar tus recursos con esta mini-guía de supervivencia. Allá vamos.

1. Tener un horario

Es lo primero que debes hacer si estás pensando en emprender. Si trabajas en un coworking o tienes un despacho fuera de casa, esta tarea es más fácil. Pero si eres de los que trabaja desde casa, como yo, entonces es muy importante que establezcas un horario de trabajo e intentes cumplirlo a rajatabla.

No puedes estar disponible 24h/7 para tus clientes porque vas a salir loco. Además, la gente entenderá perfectamente que no respondas emails los domingos. Si quieres ofrecer un buen servicio te aseguro que es mucho mejor estar descansado y con la mente despierta que andar como un zombi por la vida.

2. Actitud positiva

La actitud es fundamental para tener éxito con tu negocio. Te digo desde ya que va a haber muchísima gente que no va a confiar a en ti, por distintas razones. Algunos desearán que fracases por envidia, otros pensarán que te estás equivocando en cada paso que des y otros desconfiaran de tus capacidades para sacar adelante algo en solitario.

Mi consejo para hacer frente a esto: PASA DE LA GENTE. Que piensen lo que quieran, que digan lo que quieran, que rabien de envidia si quieren. Tú a lo tuyo, confía en ti y cree en tus instintos. Si te pierdes escuchando las opiniones negativas de los demás no avanzarás nunca.

Cree en ti y ten una actitud positiva siempre. Sé muy bien que decirlo es mucho más fácil que hacerlo. Habrá días en los que querrás abandonar y dejarlo todo, todos los tenemos momentos así. Pero al final pasan y tu debes seguir adelante, con la vista fija en tus objetivos.

3. Organizar la agenda

Si no tuviera agenda no sé que haría, te lo digo en serio. Mi agenda es mi vida, hasta tal punto que las tareas que no están apuntadas en ella es como si no existieran.

Da igual que no tengas tantas tareas que realizar, es mejor acostumbrarte a hacer las cosas bien desde el principio. Llegará un momento en el que estarás saturado de trabajo y entonces agradecerás los buenos hábitos. Yo suelo asignarme tareas o proyectos para cada día e intento siempre respetar el planning.

Además, desde hace un tiempo trabajo con google calendar para gestionar los proyectos con mis clientes. Así puedo compartir el calendario del proyecto y ambos estamos al corriente de los plazos de entrega marcados.

Otra aplicación que te puede salvar la vida es Asana. Aunque está pensada para trabajar en equipo, también la puedes utilizar para organizarte tú solo. A mí me va genial para hacer un seguimiento del avance de cada proyecto y es muy útil para planificar el calendario editorial del blog 😉

4. Automatizar

Todos realizamos tareas repetitivas que podemos automatizar para ahorrar tiempo. Por ejemplo, escribir emails te puede consumir gran parte del día si vas respondiendo los correos conforme van llegando. Lo mejor es elegir una hora del día y responder del tirón todos los emails que tengas. A mí me gusta hacerlo a primera hora de la mañana, así siento que he solucionado un montón de cosas antes de empezar la jornada.

Lo mismo pasa con las imágenes del blog y la organización de los artículos. Normalmente suelo bloquear un día en la agenda, cada dos semanas más o menos, para hacer fotos y retocarlas. Con los posts hago algo parecido, reservo una tarde a la semana para organizar el planning de publicaciones y programar los próximos artículos del blog.

Además, es importante que tengas todo bien documentado en tu empresa. Es decir, que prepares una plantilla para los presupuestos, las imágenes del blog, los contratos…etc. En general deberías tener una base definida para cualquier documento que vayas a utilizar con frecuencia.

5. Delegar

Emprender en solitario no quiere decir que lo tengas que hacer todo tú solo. Hay muchas tareas que puedes y debes delegar. Si intentas abarcarlo todo al final te vas a quemar y vas a sentir que no puedes seguir.

Nadie mejor que tú sabe cuáles son tus puntos fuertes y que parte del trabajo te va a costar más realizar. Personalmente, me parece imprescindible contratar a un gestor externo para llevar la contabilidad. Hacerlo tú mismo es un engorro y te va a dar más quebraderos de cabeza que otra cosa.

El tema de las imágenes y edición de vídeos también es una parte del trabajo que puedes considerar encargar a otra persona. Si no tienes mucha experiencia con programas de edición te vas a volver loco y vas a perder mucho tiempo. De todas formas, como decía antes, quién mejor puede evaluar la situación eres tú.

 

Hasta aquí llega mi guía de supervivencia para emprender en solitario. Espero haberte ayudado a aclarar dudas sobre como organizarte en tu día a día. Como siempre, ya sabes que puedes compartir tu historia conmigo dejándome un comentario más abajo. Estaré encantada de leerte 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *