Mi lista de errores como blogger y cómo evitarlos

Reflexionar y hacer balance siempre viene bien, por eso en este artículo quiero contarte algunos errores como blogger que cometí cuando estaba empezando. Siempre en clave de humor y con ánimo evitar que tú también caigas en ellos 😉

1.  No elegir bien la temática

Como posiblemente ya sabrás, en realidad soy Arquitecta. Allá por 2013, mientras trabajaba en un estudio de arquitectura de París, me dio un ataque de locura y decidí abrir un blog. La idea no era buena se mire por donde se mire.

Estaba cansada de mi trabajo (de arquitecta) y como vía de escape decido abrir un blog de arquitectura, un plan genial. La idea era un despropósito y el blog no funcionó. Cometí todos los errores que ves en esta lista pero aprendí mucho de esa experiencia y por eso hoy la comparto contigo.

La elección de temática fue el primer error de muchos. Es imposible sacar adelante un proyecto que no te apasiona y en el que trabajas por inercia. Para elegir bien el nicho de tu blog deberías hacerte tres preguntas:

  • ¿Cómo te gustaría ganarte la vida? Haciendo manualidades, viajando, ofreciendo servicios…
  • ¿Qué cualidades te definen mejor? Aventurero, organizado, deportista, perfeccionista…
  • ¿Qué te apasiona hacer? Escribir, leer, cocinar, viajar…

Por supuesto cada pregunta admite varias respuestas, en el punto en común de las tres encontrarás tu respuesta 😉

2. Escribir de todo un poco

Si además de elegir la temática por inercia, te dedicas a hablar de todo un poco, estás muerto. Yo decidí hacer justamente eso, escribía sobre lo que apetecía, sin ton ni son. Proyectos de arquitectura, concursos, vídeos, decoración de interior, paisajismo. Este es unos de los errores como blogger más comunes.

Es un gran error querer abarcarlo todo cuando estás empezando y no elegir centrarte en algo más concreto. Pensaba que cuantos más temas tratara sería mejor porque ofrecería mucha información distinta a la gente. Pero en realidad eso hace que no seas el mejor en nada, sino uno más.

Mi consejo es que elijas un tema específico y te centres en él para intentar ser un referente en esa materia. O como dicen en mi tierra «el que mucho abarca poco aprieta» 😉

3. Falta de constancia

Error importantísimo del que además era consciente. Es muy difícil mantener un ritmo de publicación cuando tienes un trabajo y otras obligaciones pero es imprescindible hacerlo si quieres que tu blog tenga visitas.

Si te marcas un ritmo de un post por semana, es muy importante que lo cumplas. Si no lo haces los lectores no te tomarán en serio y pronto dejarán de leerte.

En mi caso, la falta de tiempo se junto con un ritmo de publicaciones (auto impuesto) muy elevado. Escribir un post al día, era muy poco realista para mí. Lo conseguía hacer durante un par semanas, pero luego me lo empezaba a saltar y al final estaba sin publicar mucho tiempo.

Lo mejor es que seas realista con tu situación y el tiempo que estás dispuesto a dedicarle al blog. En función de eso establece un ritmo de publicaciones que sabes que podrás cumplir, y no te lo saltes.

4. No trabajar la visibilidad

Sinceramente pensaba que con un buen contenido la gente vendría sola, ¡como lo oyes! Así de ingenua era jajaja. Estaba convencida de que sí escribía mucho sobre temas interesantes la visibilidad acabaría llegando. Por supuesto eso nunca sucedió.

Si hay algo que tengo muy claro ahora mismo, es que la buena promoción de un blog es vital para su supervivencia. Más de la mitad del tiempo que emplees trabajando en él debe estar dedicado a estrategias de marketing. Visibilidad en redes sociales, captación de suscriptores, creación de una red de contactos…etc.

La competencia en el mundo online es cada día más feroz. Es imposible sacar adelante un negocio si vives escondido en una cueva de la que te niegas a salir. No hace falta que trabajes todas las estrategias del mundo, de hecho es mejor si te centras en una sola. Elige lo que mejor se adapte a ti y lánzate.

5. Elegir una plantilla básica de WordPress

Por supuesto cuando empiezas no te quieres gastar mucho dinero y tampoco sabes muy bien donde conseguir plantillas de calidad que no sean muy caras, así que optas por las gratuitas.

El hecho de tener una plantilla gratuita (más aún si es una estándar de WordPress) va a a hacer que tu blog sea exactamente igual que otros veinte mil, lo cual no va a ayudar a que la gente lo encuentre interesante y decida quedarse.

Además este tipo de plantillas gratuitas suelen dar mucho problemas cuando quieres modificar o personalizar algo, haciendo que cualquier pequeño cambio sea una pesadilla. Cada cambio o mejora que intentaba hacer en la web se convertía en un problema. Hasta que al final decidí abandonar el blog porque no tenía salvación 🙁

 

¿Qué te ha parecido mi lista de errores? ¿Tú también has caído en alguno de la lista? ¿Cuáles fueron tus errores al empezar tu primer blog?

1 comentario en “Mi lista de errores como blogger y cómo evitarlos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *