7 pasos para escribir un buen post

Aprender cómo escribir un buen post no es tarea fácil. Hoy en día parece que todo el mundo escribe libros y da conferencias, pero hay mucha diferencia entre hacerlo y hacerlo bien.

Cada vez que escribes un post estás vendiendo una imagen de ti y de tu negocio. Es muy importante que esa imagen que proyectas sea buena, ya que de eso va a depender en gran medida que la gente siga leyendo o se anime a contratar tus servicios.

Nunca debes pensar que escribir un post es algo que te tienes que quitar de encima rápido y hacerlo de cualquier manera. Tienes que dedicarle tiempo y cuidar los detalles, por eso te he preparado una lista de pasos que debes de seguir para escribir un buen post 😉

1 . Investigación

Seguro que más de una vez te has sentado delante de la hoja en blanco y has pensado que esto no es lo tuyo, cuando ese no es el problema. No puedes pretender escribir un buen post así sin más, esperando que te llueva la inspiración, tienes que buscarla.

Para saber qué historia quieres contar primero tienes que informarte. Lee, aprende, mantente actualizado, es fundamental investigar constantemente, para poder escribir.

Las redes sociales te pueden ayudar mucho para mantenerte al día sobre lo que está pasando en tu sector. Gracias a ellas puedes saber rápidamente de qué se está hablando más en tu sector. O encontrar temas sobre los que quieras reflexionar o poner en cuestión. En cualquier caso, utilízalas como la herramienta que son, sin obsesionarte en exceso por lo que hace tu competencia.

2. Causa reacciones

Las palabras nos hacen sentir y reaccionar. No olvides nunca que un blog es un lugar de intercambio, no es un monólogo, es una conversación. Haz lo posible por interactuar con tus lectores y despertar su interés.

Los artículos que mejor funcionan son los que generan debate y despiertan reacciones en la gente. Seguramente no todas sean buenas, es el riesgo que se corre, pero merece la pena.

Además, no olvides que que siempre debes responder a los comentarios (buenos o malos), con educación y respeto, tanto en el blog como en las redes sociales. Nada da peor imagen que alguien que no hace caso a la gente que lo lee.

3. No te repitas

Es muy fácil caer en el error de repetir lo mismo varias veces en un solo texto. A menudo me encuentro con artículos en la red que emplean varios párrafos en hablarte de lo mismo. Da la sensación de que estén escribiendo para rellenar contenido y que así el post les salga más largo (a más palabras mejor para el SEO). De hecho es lo que muchos hacen.

Si quieres hacer énfasis en un punto en especial, intenta encontrar la forma de decirlo manera diferente cada vez, sino sonarás repetitivo y aburrido. Esto puede hacer que la gente se vaya a mitad del artículo e imagino que no es lo que quieres.

4. No te extiendas mucho

El post ideal debe tener unas 1.000 palabras aproximadamente. Si sobrepasas este número corres el riesgo de que el lector se aburra y se vaya. Y si te quedas más corto puede parecer que no has profundizado lo suficiente o que no tenías material para contar más detalles.

Si tienes mucho material sobre el tema que quieres abordar, puedes separar el artículo en varias partes y hacer una serie de posts. Este recurso suele funcionar muy bien ya que te permite enganchar a la gente de una semana a la otra. Lo normal es que aquellos que lean la primera parte quieran conocer cómo sigue y estén atentos al siguiente post.

También es importante que escribas párrafos de máximo tres líneas. No hay nada peor que llegar a un post y encontrarte el gran párrafo, casi sin comas, que nos invita a leerlo en diagonal o ni siquiera eso.

5. Trata a tus lectores con respeto

Tus lectores no son tontos así que no los trates como a tales. Escribe con honestidad y transparencia, intentando de verdad aportar algo de valor a quienes te leen.

No caigas en el error de pensar que puedes escribir sobre cualquier cosa y que la gente te va a leer igual. Si bajas el nivel de tus textos o empiezas a escribir todo el rato sobre lo mismo, al final perderás lectores.

6. No utilices un montón de adjetivos inútiles

Los adjetivos sirven para describir y ayudar al lector a comprender mejor lo que queremos contarle, pero no hay que abusar. Últimamente parece que si escribes un blog todo tiene que ser supercalifragilísticoexpialidoso, ultra mega guay o requetebonito.

A mi sinceramente todos esos adornos me sobran, ni ayudan a comprender mejor la historia, ni te hacen más cercano, así que ten cuidado con ellos. Vuelvo a lo que decía en el punto tres, no rellenes contenido sin más. Esto solo sirve para alargar el texto inútilmente, no aporta más valor ni hace que el artículo sea mejor.

7. Nunca copies posts de otros

En realidad está debería ser la regla número uno. Crea tu propio contenido, lo harás mejor o peor pero será tuyo. No tiene ningún sentido escribir un blog con contenido de otros, no aporta nada nuevo y deja mucho que desear.

Además, por si no lo sabías, copiar contenidos de otros blogs es muy perjudicial para el posicionamiento de tu web. Google te penalizará negativamente si encuentra contenido duplicado. Imagino que no quieres eso.

 

Como has podido ver en este artículo escribir un buen post no es tan sencillo como parece, requiere mucho trabajo y dedicación, pero es más fácil llevarlo a cabo si sabemos a dónde vamos, ¿no te parece? Espero que estos pequeños consejos te sean útiles. Como siempre, ya sabes que puedes compartir tu experiencia conmigo en los comentarios 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *