Cómo escribir el título perfecto de un artículo

Escribir el título perfecto puede ser una tarea más complicada de lo que parece. Y es que el título de un artículo es muy importante para conseguir que la gente se anime a leerlo.

Antes de empezar a escribir un artículo ya deberías tener claro cual va a ser el título. Nada de escribirlo sobre la marcha cuando ya tienes el texto montado. Verás que es mucho más fácil escribir un buen post si ya tienes el título decidido que si no lo sabes.

Ahora te estarás diciendo que todo eso está muy bien pero, ¿qué hay que hacer para escribir un buen título? Allá vamos.

1. Claro y conciso

El título tiene que dejar muy claro lo que el visitante se va a encontrar sin dar lugar a engaños. Una de las estrategias más utilizadas para conseguir visitas es el llamado «clickbait», que traducido sería «cibercebo». Como su nombre indica consiste en utilizar un título algo engañoso (por así decirlo) para conseguir que la gente pinche en el enlace.

Luego llegan a la web en cuestión y se encuentran con que el artículo no va de eso. O peor aún que divagan sobre el tema sin dar una respuesta concreta a la pregunta que ellos mismo formulan. Como podrás imaginar mi consejo es que evites utilizar estas técnicas si quieres tener credibilidad entre tus lectores.

Lo mejor es optar por títulos claros y concisos para ahorrarte disgustos en la tasa de rebote. Tus lectores te lo agradecerán y la gente que entre a leer tus artículos se quedará hasta el final 😉

2. Intenta que sean únicos

Si vas a hablar sobre un tema que tu competencia ya ha tratado intenta que el título sea diferente. A veces es complicado porque la forma más clara y sencilla de resumir lo que quieres contar ya está cogida, pero haz el esfuerzo. Esto también ayudará a que tu contenido sea diferente y por tanto aportarás algo nuevo.

Muchas veces el hecho de reformular el título puede ayudarte a darle un enfoque distinto a lo que estás contando. Justo eso es lo que estás buscando para diferenciarte de tu competencia así que no tengas miedo de aportar un punto de vista distinto.

3. Haz una pregunta

Empezar un post con qué, cómo, cuándo o dónde es una buena forma de atraer al lector. Es posible que justo se esté haciendo esa pregunta y que espere encontrar la respuesta en tu artículo. Esta técnica funciona muy bien ya que la gente tiene una idea muy clara de lo que va a encontrar en el artículo.

Por ejemplo, si lees: Cómo instalar WordPress paso a paso, tienes muy claro desde el principio lo que vas a encontrar al pinchar en el enlace. Es claro, conciso y no lleva a engaños. Si el tema te interesa no vas a dudar en entrar a leerlo.

4. Listas recopilatorias

Las listas funcionan muy bien, así de simple. Además, tengo que reconocer que soy fan. Organizar el contenido de tu artículo en una lista numerada tiene muchas ventajas.

Por una parte el lector conoce de antemano lo que se va a encontrar en el texto: 7 pasos para escribir un buen post. No hay lugar a dudas, 7 puntos con consejos sobre cómo redactar un post.

Por otra, también es muy beneficioso para ti ya que te ayuda a organizar el contenido en bloques. Así te será más fácil organizar tus ideas y plasmarlas con coherencia.

5. Tema controvertido

Salirte de la tónica habitual y crear un título controvertido para dar tu opinión sobre algún tema de actualidad puede ser divertido y muy beneficioso.

Algunos de los posts que acumulan mayor número de visitas en este blog son artículos de opinión. Es verdad que al principio da miedo escribirlos ya que te sientes muy expuesto. También es verdad que hay gente que se aburre mucho y utiliza este tipo de escritos para insultar tranquilamente. Pero creo que sinceramente que merece la pena escribirlos ya que son el alma de todo blog.

A fin de cuentas los blogs surgieron para eso. Para que la gente pudiera expresar su opinión de manera libre sobre cualquier tema. Y aunque no vas a escribir todas las semanas un texto controvertido, es interesante que lo hagas de vez en cuando para darte a conocer mejor. Te ayudará a conectar con tu audiencia.

 

Todas estas recomendaciones tienen un objetivo común: captar la atención del visitante para que entre a leer nuestro artículoPero el hecho de que pinche en el enlace no te garantiza que se vaya a quedar después del primer párrafo. De nada nos sirve escribir un título perfecto si después el contenido no acompaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *