Guía básica de Branding: términos y definiciones

He creado esta guía básica de branding porque antes de empezar a diseñar tu identidad de marca es importante que tengas claros algunos conceptos y que sepas diferenciar los términos más utilizados. El primer gran error de muchos emprendedores es confundir marca con branding.

Una marca es la reputación y la identidad de tu negocio. Es la imagen otros tienen de ti, engloba tus valores y la experiencia que ofreces a tus clientes. Tu identidad de marca sin embargo es la combinación de muchos elementos que la definen: logo, paleta de colores, tipografías, texturas, iconos, diseño web y más.

 

¿Por qué el branding es tan importante para tu negocio?

Crear un nuevo branding consiste en coger todos los valores que componen tu marca para transformarlos en elementos visuales que la representen. Como podrás imaginar estos elementos no pueden diseñarse de cualquier manera ya que de ellos depende que tu negocio esté bien representado o no.

– La primera impresión es lo que cuenta: solo tienes una oportunidad para crear una primera impresión y por supuesto quieres que sea buena. De ella va a depender conseguir un nuevo suscriptor, cliente, seguidor… etc. La capacidad de atención de los usuarios en internet es cada vez más reducida por eso es importante que tu marca cause impacto a los nuevos visitantes. Sino es muy probable que a los 5 minutos la hayan olvidado.

– Genera confianza: para conseguir clientes es imprescindible generar confianza y en eso el diseño tiene mucho que ver. Seguro que más de una vez has caído en una web que parecía un desastre o en una cuenta de Instagram con una imagen bastante fea. Puede que seas el mejor en tu campo pero si la gente no lo percibe así nunca llegarán a contratarte. Una identidad de marca cuidada y trabajada es fundamental para ganarte la confianza de la gente.

– Reconocimiento de marca: tu marca debería ser reconocible sin necesidad del logo. Ahora te dirás, ¿cómo puede ser esto? Pues muy sencillo, tu esencia, estilo, paleta de colores, forma de comunicar deben ser un conjunto de elementos que encajen perfectamente. De forma que cuando alguien vea una publicación tuya en Instagram sepa quién está detrás sin mirarlo. Esa debería ser la meta de todas las marcas, ser reconocible sin necesidad de firmar un trabajo.

– Diferenciación: una sola palabra que dice tantas cosas. Qué sencillo parece y qué complicado es en realidad conseguir diferenciarte. Y sin embargo aquí reside la clave de todo. Necesitas algo que te haga diferente para llamar la atención de la gente. Y ese algo debe ser una cualidad innata en ti porque así te saldrá de forma natural y te será más fácil explotarla. Antes de diseñar tu identidad de marca deberías buscar esta cualidad para intentar potenciarla al máximo en la medida de lo posible.

 

Guía de branding: términos básicos

Hemos llegado a la parte clave de esta guía básica de branding, el diccionario de términos. No se puede crear una identidad de marca completa sin tener claros todos los elementos que la componen y para qué sirve cada uno.

– Promesa de marca: es la base de todo lo que vas a construir a continuación. En función de cuál sea tu promesa de marca, tu posicionamiento en el mercado será uno u otro y eso va a definir el resto de elementos de tu branding. Por ejemplo, si tu promesa de marca es: relojes baratos con un diseño bonito, seguramente te estás enfocando a un público joven, sin mucho presupuesto que prefieren un reloj moderno a uno duradero. Si vendieras relojes de oro con un diseño clásico, tu promesa de marca sería muy diferente, así como tu público objetivo y tu forma de comunicar.

– Identidad de marca: no basta con tener un logo y listo, una identidad de marca completa abarca muchos elementos: logo, paleta de colores, tipografías, texturas, iconos, diseño web, newsletter, tarjetas de visita, feed de Instagram…etc.

– Personalidad de marca: llegados a este punto es muy importante no confundir la personalidad de tu marca con la tuya propia. Seguramente haya rasgos de tu personalidad que se vean reflejados en tu marca pero nunca deberían ser lo mismo. Tu marca debe tener personalidad propia y ser reconocible sin necesidad de estar asociada a ti todo el tiempo.

– Logo: elemento que sirve para que la gente conecte tu marca con su identidad visual. Un logo bien diseñado debería dar una idea clara del resto de elementos que componen la identidad sin necesidad de mostrarlos. Tu logo puede estar compuesto simplemente por una tipografía, también puede incluir iconos o una mezcla de ambos. No hay una opción correcta en lo que a estos elementos se refiere, dependerá de tu marca y sus necesidades.

– Manual de marca: es un documento que engloba todos los elementos de la identidad de marca así como sus usos y variaciones aceptadas. Este manual te servirá de referencia cada vez que vayas a crear un nuevo elemento. Deberás tenerlo siempre muy presente si quieres construir una marca con una imagen coherente en el tiempo.

– Brandboard: este documento es un pequeño recopilatorio del manual de marca. Te ofrece una vista rápida de los elementos más importantes como el logo, la paleta de colores o las tipografías.

– Estrategia de marca: objetivos a largo plazo para desarrollar tu marca. La estrategia de marca engloba todas las acciones que vas a realizar para dar a conocer tu marca y conectar con tu audiencia.

 

Hasta aquí llega la guía básica de branding que he preparado para ti. Espero que te sirva para aclarar conceptos y así definir la identidad de marca de tu negocio con una base sólida desde el principio.

Si quieres hacerme una pregunta o compartir conmigo tu experiencia en este tema, puedes dejarme un comentario más abajo, estaré encantada de leerte. Si te ha gustado mi artículo de hoy y quieres que te avise cada vez que publique uno nuevo, únete a mi Newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *