Claves para mejorar la usabilidad de tu web

Diseñar una web con WordPress no es tan sencillo como puede parecer en un principio. Tener una guía de estilo para tu marca es un primer paso muy importante pero también debes tener en cuenta otros aspectos si quieres tener éxito.

De nada te sirve atraer muchos visitantes a tu web si no se quedan el tiempo suficiente como para realizar una acción. Aquí es donde juega un papel fundamental la usabilidad. ¿Y esto qué quiere decir? Quiere decir que tu web debe estar organizada de forma que facilite la navegación del usuario a través de ella.

Hay ciertos elementos como los formularios de suscripción o los botones de las redes sociales que funcionan especialmente bien situados en lugares estratégicos. La posición de cada uno de los elementos de tu web no debe ser algo casual decidido al azar.

Con el artículo de hoy quiero ayudarte a mejorar la usabilidad de tu web. Por eso, te traigo estas claves de diseño que te ayudarán a conseguirlo.

1. Estructura básica

Si te fijas bien, te darás cuenta de que todas la webs tienen la misma estructura básica:

  • Cabecera: en ella encontramos el menú superior, una imagen de portada con el slogan de la marca y un formulario de suscripción a la newsletter.
  • Cuerpo: descripción de servicios, presentación del equipo, portfolio de proyectos, venta de productos si los hay…
  • Footer: iconos de redes sociales, banda de instagram, política de privacidad, cookies.

Esto no es casualidad, la posición de estos elementos responde a estrategias de marketing online (zonas donde los usuarios hacen más clics) que suelen funcionar de forma parecida para TODAS las webs.

Además, la posición de estos elementos también va a afectar en cómo Google va a leer tu página. Te recomiendo que en la medida de lo posible intentes respetar esta estructura, ya que te ayudará a organizar tu contenido de manera sencilla y eficaz.

2. Menos es más

No recargues tu web con un montón de información irrelevante. Lo único que conseguirás será hacerla menos intuitiva y más confusa para los usuarios. Muestra solo la información que sea realmente importante y prescinde del resto, no pongas cosas por adornar.

Este es un error muy común. Lo que suele pasar al trabajar con plantillas estándar, es que mucha gente se encuentra con «huecos» en su web que no sabe cómo rellenar. Al final para no dejarlos vacíos se acaba metiendo cualquier cosa y listo.

Para evitar esto lo ideal es tener una plantilla diseñada a medida para tu proyecto. Si no te lo puedes permitir intenta elegir una base lo más sencilla y minimalista posible. Así te evitarás tener que estar rellenando huecos 😉

3. ¡Si al blanco!

Mucha gente le tiene miedo a los espacios en blanco, ¿por qué?

Una página con fondo blanco, márgenes generosos y espacios adecuados entre el contenido es mucho más fácil de leer que una web sobrecargada de imágenes y colores. La mejor forma de conseguir que tu contenido destaque por sí solo es presentarlo en un espacio limpio y claro.

4. Máximo dos colores

Esto es muy importante. Un color para el texto (negro o gris) y un color principal para resaltar elementos importantes. Además, existen reglas que dictan qué colores se pueden combinar con otros y cuáles no. No todo vale.

Si estás un poco perdido con esto de la combinación de colores, puedes ir a la entrada que habla sobre cómo elegir los colores adecuados para tu blog.

Además, también hay herramientas online que te pueden ayudar en este proceso. A mí me gusta mucho Adobe Color CC, es muy sencilla y con ella podrás crear tu propia paleta de colores o elegir una de las muchas que hay en la web.

5. Letra sencilla

Hay millones de fuentes chulísimas disponibles para descargar y cuando las empiezas a descubrir las querrás usar todas, no lo hagas por favor.

Elige una letra clara y sencilla que no distraiga la atención de la gente. Piensa que cuando abandonen tu web, lo que tienen que recordar es el contenido que han leído. Si los distraes con un montón de tipografías diferentes será muy difícil que retengan lo que están leyendo y muy probablemente se acaben yendo antes de terminar.

6. No hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti

No hay nada que odie más que llegar a una web donde el contenido está escondido. Es bastante contraproducente atraer a la gente hasta tu web para luego bombardearlos con publicidad, elementos en movimiento y adornos varios. En serio, ¿por qué la gente hace eso?

En definitiva, piensa en lo que te molesta cuando visitas otras webs e intenta evitarlo, porque si te molestan a ti lo normal es que les moleste también a tus visitantes.

¿Qué te ha parecido la lista de claves para mejorar la usabilidad de tu web? Espero que te ayude a mejorar el diseño de tu web. Si tienes dudas o estás bloqueado con el diseño de tu web, déjame un comentario, estaré encantada de leerte 🙂

6 comentarios en “Claves para mejorar la usabilidad de tu web”

    1. Es que el minimalismo está de moda. En la casa lo habrás notado un montón, seguro que ahora las habitaciones te parecen más grandes 😉 Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *